Contenido

  • Coste económico
  • Continuos cambios temporales
  • Coste mantenimiento/reformas
  • Gastos secundarios
  • Factor (pensamiento) cultural
  • Rentabilidad alquiler
  • Página de Inicio > Blog > Nómada digital

    ¿Por qué alquilar y no comprar?
    Lo que no sabías hasta ahora


    Alquilar no es tirar el dinero

    Actualmente vivimos en una etapa de múltiples cambios, aspectos sociales y económicos se han visto altamente afectados por la presente pandemia COVID-19. Nos planteamos preguntas acerca de cómo serán los alquileres en Madrid o mismamente en este presente incierto, buscamos alquilar un piso en Madrid. Sin contar con la gran duda que ha estado presente durante mucho tiempo, ¿por qué es mejor alquilar y no comprar? Estas contradicciones temporales se deben a la compleja situación, te mostramos las razones y ventajas de alquilar un inmueble u habitación teniendo en cuenta las necesidades existentes.

    Por qué alquilar y no comprar

    Coste económico

    Si por circunstancias económicas no podemos hacernos cargo de la renta completa que supone el inmueble, en un alquiler podemos acordar o pactar con el arrendador el aplazamiento o rebaja de esta. En cambio en una hipoteca supondría un grave motivo, puesto que los bancos no disponen de una postura flexible.

    Continuos cambios temporales

    El estilo y hábitos de vida de las personas están en continuo cambio, generalmente somos temporales, los trabajos ya no son permanentes o fijos, no sabemos si tendremos que mudarnos a otro lugar, o si nuestros intereses dentro de cierto tiempo habrán cambiado. Por lo que es recomendable alquilar un piso o alquilar una habitación, para que no impida tu completo desarrollo ya que si decides sumergirte en una hipoteca, estarás condicionado durante muchos años hasta que finalices esta, alejándote de mejoras o evolución personal.

    Coste mantenimiento o reformas

    Las viviendas necesitan continuo mantenimiento, incluso de vez en cuando pequeñas modificaciones que suponen reformas. En el caso del alquiler del inmueble, estos gastos los cubre generalmente el arrendador, en cambio con la opción de hipoteca eres tú la única persona responsable de esto.

    Gastos secundarios

    Los alquileres no suponen cargos “sin contabilizar”, es decir, ser propietario de una vivienda conlleva numerosos gastos posteriores como impuestos públicos, seguros o mantenimiento de zonas comunes.

    Factor cultural

    El acto de adquirir una vivienda está íntimamente ligado a un pensamiento positivo establecido culturalmente, ya que se compara como una inversión. Este concepto es erróneo, actualmente seguir creyendo esto es inviable. Una inversión genera beneficios, comprar una vivienda supone que cuando se termine de pagar esta, habrá pasado tanto tiempo que solamente generará pérdidas.

    Rentabilidad alquiler

    Hay ubicaciones como Madrid o Barcelona, donde la posibilidad de adquirir un inmueble es sumamente baja respecto al alquiler. La comparación de precios a largo plazo es mucho más rentable si arrendamos en vez de comprarlo.

    Este artículo analiza las claves actuales y factores socioeconómicos que influyen generalmente en las personas. Cada caso es concreto y conviene realizar un análisis más exhaustivo en función de los beneficios y objetivos personales, teniendo muy en cuenta el propio criterio personal.

    ¿Quieres estar siempre actualizado sobre las novedades?
    whatsapp