Contenidos

  • Lo tradicional está de moda: la vuelta de la compra a granel
  • Embalajes sostenibles y ecológicos
  • Alternativas sostenibles a los productos de limpieza
  • Electrodomésticos de consumo eficiente
  • Las tres erres: reduce, reutiliza y recicla
  • Página de Inicio > Blog > Cocina Sostenible

    Cinco trucos para conseguir una cocina sostenible y ecológica




    La búsqueda de formas de vida más sostenibles y concienciadas con el medio ambiente abarca desde grandes cambios hasta pequeños detalles durante la rutina diaria. El objetivo de las tendencias sostenibles es cambiar progresivamente las costumbres y hábitos de consumo de la población para que sean más respetuosas y generen menos impacto en el planeta.

    Estos pequeños cambios pueden empezar en el hogar de cada uno. Desde comenzar a reciclar, reducir el consumo de agua y electricidad con la ayuda de electrodomésticos y luminaria que mejoran la eficiencia energética.

    En el artículo de hoy centramos nuestra atención en la estancia donde más residuos se generan en el día a día: las cocinas. Os traemos 5 trucos para organizar una cocina sostenible y ecológica para hacer de nuestros hogares un sitio más respetuoso con el medio ambiente a través de pequeños cambios.

    Eliminar el uso de plásticos y objetos de un solo uso para reemplazarlos por alternativas más duraderas y amigables con el medio ambiente.

    cocina más sostenible y ecológica

    Lo tradicional está de moda: la vuelta de la compra a granel

    compra a granel de legumbres

    El modelo de venta de productos envasados de los supermercados aumenta la producción de residuos de un solo uso y emisiones desde el momento de su producción hasta su embalaje y transporte a los supermercados.

    Una alternativa que ha ganado fuerza en los últimos meses es la vuelta a un método más tradicional y respetuoso que ya utilizaban nuestros abuelos: la compra a granel. Esta forma de consumo permite reducir todos los residuos de embalaje y transporte, además de fomentar la compra de productos más locales.

    Las opciones de este sistema abarcan todo tipo de productos: cereales, legumbres, productos de limpieza como jabones o productos frescos como frutas, verduras, carnes y pescados.

    OJO: Es importante cuidar los recipientes que van a utilizarse para el almacenamiento de productos. El vidrio será tu mejor aliado, es una opción fácil de encontrar (puedes reutilizar tarros que ya tengas por casa) y sencilla de limpiar. Además permite proteger los productos de agentes externos como la humedad o parásitos.

    Adiós a los embalajes de un solo uso

    envases de vidrio

    El uso de papel film para preservar los alimentos o embalajes de usar y son los pequeños gestos que acaban generando una gran cantidad de residuos al final del día. Cambiar estas conductas por alternativas más sostenibles pueden marcar una diferencia en nuestra nueva rutina ecológica.

    Evitar el uso de film, papel de aluminio o bolsas de plástico es clave. Lo primero es reemplazar los embalajes tradicionales por opciones de unos embalajes más sostenibles. Pasarse a las bolsas de tela o carros para hacer la compra y dejar de usar bolsas de plástico de los supermercados. Lo importante en estos cambios es conseguir una visión más consciente de nuestras acciones.

    En casa podemos reemplazar todos los envases de plásticos por alternativas de chapa o cristal que pueden ser reutilizados y permiten mejorar el orden y organización de los productos.

    Alternativas sostenibles a los productos de limpieza

    alternativas sostenibles a la limpieza

    A la hora de limpiar nuestros hogares nos dejamos llevar por las promesas de productos sin fijarnos en su impacto en el medio ambiente. Muchos de estos productos contienen fuertes químicos que son tóxicos para nuestro organismo y que contaminan el agua una vez son desechados.

    El olor a químico no significa limpio hay que buscar opciones de origen natural que no contengan tantos químicos. Otras opciones son pasarse a la compra de productos de limpieza a granel y volver a formatos más sostenibles como el jabón en pastilla.

    Otras alternativas ecológicas a los productos químicos son aquellas que recomendaban nuestros abuelos: efectivos, económicos y lo más importante, naturales. Los más conocidos son el vinagre con su función desengrasante, el bicarbonato como bactericida o el limón como antioxidante.

    Otro cambio importante es reemplazar las herramientas de limpieza hechas de plástico como estropajos por alternativas más ecológicas como las esponjas de luffa.

    Electrodomésticos inteligentes

    cocina domótica

    A la hora de comprar nuevos electrodomésticos es importante tener en cuenta su consumo energético. Los avances tecnológicos y la domótica han conseguido que nuestros aparatos electrónicos se adapten cada vez mejor a nuestras rutinas diarias y eviten gastos innecesarios de energía.

    También es importante pasarse a sistemas de iluminación menos contaminantes como el LED, estos pequeños cambios nos permiten reducir nuestro consumo energético ayudando al planeta y a nuestro bolsillo.

    Las tres erres: reduce, reutiliza y recicla

    reducir, reutilizar y reciclar

    La clave del éxito de una vida más sostenible está en la regla de las tres erres: reducir, reciclar y reutilizar. Aprender a llevar una vida más consciente que reduce el impacto de cada uno en el medio ambiente.

    Acabar con el consumo desmesurado y alargar la vida útil de los objetos que nos rodean, desde los muebles de nuestro hogar hasta las bolsas con las que hacemos la compra. Evitar tirar todo lo que no necesitamos en ese momento y pensar en su uso a largo plazo. A menudo esto es complicado ya que no disponemos del tiempo o el espacio necesario para llevar a cabo estas prácticas en nuestras vidas cotidianas. Pero existen alternativas económicas y modernas que nos ayudan a evitar tener que tirar todo lo que no vamos a necesitar en ese momento, como los trasteros.

    ¿Quieres estar siempre actualizado sobre las novedades?
    whatsapp