Aumentar tu productividad teletrabajando



El teletrabajo es un escenario que en muchos países ha llegado para quedarse. El modelo de trabajo convencional comenzó a presentar cambios hace unos años, donde tanto grandes como medianas empresas europeas apostaban por uno o dos días de teletrabajo semanal.

Actualmente por la emergencia del coronavirus el teletrabajo se ha vuelto protagonista en la vida de muchos profesionales, dejaremos algunos consejos que serán de utilidad para aumentar la productividad en el teletrabajo.

Aumenta la productividad teletrabajando:

1. Crea tu espacio de trabajo, es importante generar hábitos y claves contextuales, tener un espacio exclusivo dentro de casa para trabajar aumenta la concentración y la productividad. Además esto funciona también para separar momentos y zonas de trabajo de la vida personal .

2. Establece y mantén horarios, mantener una rutina de horarios es esencial para incrementar la productividad, esto ayuda a planificar tareas con eficiencia y cumplirlas sin mayores dificultades.

3. Planifica y prioriza tu jornada laboral, es común tener muchas tareas que cumplir semana a semana, por esto lo mejor es saber que actividades tienen mayor prioridad e ir realizando las más importante y luego las menos importante, esto ayuda a mantener una estructura y evitar la procrastinación.


3. Planifica y prioriza tu jornada laboral, es común tener muchas tareas que cumplir semana a semana, por esto lo mejor es saber que actividades tienen mayor prioridad e ir realizando las más importante y luego las menos importante, esto ayuda a mantener una estructura y evitar la procrastinación.

4. Vístete para trabajar, este es uno de los hábitos que se deben mantener, así como nos levantamos y arreglamos para ir a la oficina se debe hacer lo mismo para el teletrabajo, no es necesario sobre arreglarse pero sí mantener las rutinas de higiene, desayuno y vestimenta. Ayudas a que tu cerebro entienda que se debe preparar para trabajar. Así que la pijama queda prohibida para teletrabajar.

5. Mantén siempre comunicación diaria y fluida con tus compañeros del trabajo, especificar qué herramientas se utilizarán para poder comunicarse con el equipo es lo primero que se debe establecer, pueden ser a través de chats y video llamadas. Es muy importante ya que ayuda a que todo el equipo se mantenga en contacto y que se siga generando el vínculo personal y laboral.

6. Descansa, igual que en la oficina toma cinco minutos para ir por un café o para desconectar un momento al finalizar alguna tarea, recuerda que el cerebro es capaz de mantener un alto nivel de concentración entre 45 - 60 minutos.

7. Límites de convivencia, si vives con otras personas debes establecer límites claros dentro de los horarios laborales. Si vives con niños esto es un poco más difícil dependiendo de la edad que tengan en ese momento ya que necesitan ser atendidos o simplemente desean jugar o un poco de atención.